Aves Polinizadoras

La polinización realizada por aves es conocida también como ornitofilia. La especie más conocida dentro del grupo las aves polinizadoras es el colibrí, pero existen otras como las suimangas, los arañeros y los ermitaños.

Aves Polinizadoras

La polinización por aves -o la ornitofilia- se encasilla dentro de la polinización cruzada (aquella donde interviene un agente externo a la planta), en el grupo de los polinizadores bióticos.

La ornitofilia se extiende por América, Centro y Sur de África, Australia, Nueva Zelanda y Asia tropical. La especie que más se conoce (de casi 300 que visitan las plantas) es el colibrí, de la familia Trochilidae; se lo puede encontrar únicamente en América del Norte y del Sur, aunque también puede agregarse otras como las suimangas, nectarinas o “pájaros sol” (todos ellos de la familia Nectariniidae), loritos (Psittacidae) los arañeros y los ermitaños.

Las aves no polinizan cualquier flor: suelen acercarse a las plantas cuyas flores poseen colores fuertes y una forma tubular que permite almacenar gran cantidad de néctar. Además, destacan el color rojo, aunque también visitan flores amarillas y anaranjadas; su sensibilidad visual es bastante similar a la del ojo humano.

En general, las plantas que necesitan de las aves para reproducirse tienen colores fuertes, como rojo o amarillo, y su forma tubular permite que almacenen una gran cantidad de néctar.

La tarea no es fácil, muchas veces las aves se encuentran con una complicación: las flores que visitan suelen tener forma de péndulo, por lo que carecen de una superficie para que el ave pueda posarse y realizar su tarea de extracción del néctar.

En cuanto a las flores, podemos encontrarlas en zonas tropicales. Para generar el interés de los pájaros y atraerlos hacia el néctar (es de carácter fluido, en gran cantidad y bien escondido), muestran señales de néctar, manchas o líneas de la corola. Gracias a su “lengua tubulosa” las aves pueden extraer el néctar de la estructura tubular de la flor. De esta manera, el polen se pega al pico del ave o a otras partes de su cabeza.

Tipos de aves polinizadoras

Hay varios tipos de aves polinizadoras que se alimentan de néctar. Los más conocidos son los colibríes (familia Trochilidae), que habitan solamente en América del Norte y del Sur y entre los que podemos encontrar más de 300 especies visitantes habituales de las flores. Otros ejemplos son las familias Nectariniidae (suimangas, nectarinas o pájaros sol»), Psittacidae (loritos) y Meliphagidae (comedores de miel), que incluyen fundamentalmente especies de los bosques tropicales de África, Asia y Australia.

Otros tipos de polinizadores

Las aves no representan el grupo polinizador más importante ni el más numeroso. Ese lugar lo ocupan los insectos, que se erigen como los agentes más antiguos y mayoritarios de la polinización. Dentro de ellos, encontramos cuatros grandes grupos: el orden himenóptero (avispas, abejorros, abejas y hormigas); los dípteros (moscas); lepidópteros (mariposas y polillas); y coleópteros (escarabajos).

Además, pueden aportar su granito de arena algunos caracoles, lemures, murciélagos (de trabajo nocturno), mamíferos no voladores -grupo integrado por marsupiales, roedores y primates- y algunos reptiles como las lagartijas. Se calcula que son 308.000 las especies que participan en la polinización a nivel mundial.