¿Qué son los agentes polinizadores?

Agentes polinizadores: concepto y definición

Los agentes polinizadores son aquellos que realizan el transporte de polen desde las anteras (parte masculina) de una flor hasta alcanzar el estigma (parte femenina) de esa misma u otra flor, en principio de la misma especie. Se comportan como agentes externos a la planta y pueden ser abióticos (como agua y viento) o bióticos (como animales diversos, insectos o aves). Es importante destacar que cada relación polinizador – planta es un universo y el rango de especies es muy amplio.

¿Qué son los agentes polinizadores?

Los agentes polinizadores o vectores de polinización permiten el transporte del polen de una flor (A) hacia otra flor (B) haciendo posible el proceso de polinización.

Tipos de Agentes Polinizadores

Existe una gran variedad de tipos de polinizadores:

Agentes Polinizadores Bióticos

Los insectos son los máximos representantes de la polinización biótica. Dentro de ellos, encontramos cuatro grandes grupos. Los himenópteros son un conjunto integrado por abejas, abejorros, hormigas y avispas, entre otros. Son considerados “predominantes” para la mayoría de ecosistemas y plantas, convirtiéndose en sus visitantes más frecuentes. Los dípteros (moscas), los segundos en frecuencia de visitas y de los cuales dependen una cantidad aproximada de 100 especies de plantas cultivadas; los lepidópteros (mariposas y polillas), con cerca de 300.000 especies; y los coleópteros, tales como los escarabajos, con más de 360.000 especies.

Existen otros agentes bióticos que participan de la polinización: entre los invertebrados no insectos, hallamos los caracoles; por el lado de los mamíferos no voladores están los marsupiales, roedores y primates, en los vertebrados, principalmente pájaros (colibríes, loritos, entre otros) y murciélagos. También hay que mencionar la participación de algunos reptiles, como la lagartija balear.

Agentes Polinizadores Abióticos

Por otro lado, se encuentra el grupo de la llamada polinización abiótica, que se separa a su vez en dos: la hidrófila y la anemófila. ¿Cómo participan el agua (hidrofilia) y el viento (anemofilia) en la polinización? En la primera, las gotas de lluvia pueden salpicar y trasladar granos hacia el estigma de la propia especie o el mismo polen puede flotar hasta llegar al órgano femenino o trasladarse a través de corrientes de agua para encontrase con los estigmas. En la anemofilia, el transporte de polen carece de orientación, por lo cual se producen grandes cantidades de polen, de tamaño pequeño, superficie lisa y seco.

En resumen, podemos afirmar que los agentes polinizadores, que transportan el polen desde las anteras hasta el estigma de la flor, son tan vastos como la naturaleza misma. Pueden ser bióticos o abióticos, insectos o animales, aves o mamíferos. Protegerlos es una tarea muy importante y es el objetivo principal de nuestro proyecto Paisajes Multifuncionales, que podés conocer haciendo click aquí.