La biodiversidad como un factor clave en la producción agrícola

Desde 2014 Syngenta está implementando en Chile una valiosa iniciativa para preservar polinizadores en regiones donde se producen cultivos comerciales. Este proyecto se denomina Operation Pollinator y tiene por objetivo principal impulsar las poblaciones de insectos polinizadores a través del establecimiento y gestión de hábitats con resultados monitoreados y verificados en campos experimenta les que puedan homologarse a la realidad agrícola.

La coexistencia de la agricultura moderna y la gestión ambiental en el mismo campo es fundamental para producir de manera sostenible alimentos sanos, seguros y asequibles y, sobretodo, para cumplir con la creciente demanda de alimentos que implicaría en 2050 duplicar la producción actual.polinator chile 2

Operation Pollinator es un proyecto internacional que se enmarca dentro del plan de sustentabilidad de Syngenta “The Good Growth Plan” (www.goodgrowthplan.com), mediante el cual se busca apoyar la sustentabilidad de la agricultura y el desarrollo de comunidades rurales, a través de una serie de compromisos asumidos por la compañía de cara a 2020. Uno de sus pilares es “Ayudar a que la biodiversidad florezca” y tiene como objetivo aumentar la biodiversidad en 5 millones de hectáreas de campos entre el 2014 y 2020.

Operation Pollinator comenzó hace más de 10 años y hoy en día está desarrollado en Norteamérica, en 8 países de la UE, Brasil, Argentina, Chile, entre otros, adaptado completamente a las necesidades de cada país.

Operation Pollinator en Chile

De la siembra de flores a los bordes naturales multifuncionales

En Chile, Syngenta comenzó a trabajar este proyecto en asociación con especialistas reconocidos en la materia y principalmente se puso foco en dos aristas: por un lado en la siembra de flores y por otro a través de la promoción de bordes naturales multifuncionales. En el año 2014 se comenzó a desarrollar una fase de planeamiento y de evaluación teórica de las especies de flores, de la cual formó parte BIOTA (Liderado por Luis Faúndez, Ingeniero Agrónomo), el equipo apícola de la Universidad Austral (liderado por el Ingeniero Agrónomo Miguel Neira) y el equipo de desarrolladores del proyecto de Syngenta Chile, basados en el modelo de Operation Pollinator en California, desarrollado por Syngenta USA.

En la temporada 2014-15 se hizo la siembra de una gran cantidad de especies diferentes en las distintas instalaciones de Syngenta, desde Arica hasta Temuco, donde se evaluó en una primera instancia distintos aspectos de las especies florales. Más adelante, en la temporada 2015-16, se trabajó con el Centro de Entomología Aplicada BIOCEA, liderado por el Dr. Ph.D. Renato Ripa, en el establecimiento de diferentes mezclas de flores en 6 campos entre la V y la VI región, en la cual se realizó una evaluación entomológica y de los períodos de floración.pollinator en chile

Una de las conclusiones de esta etapa fue aprender a superar distintas dificultades técnicas y se definieron las especies de flores definitivas, estableciendo a su vez un protocolo de siembra y mantención, lo cual le dio una forma real al proyecto pensando en el resultado final que es la escalabilidad.

Los resultados de esta fase fueron presentados en el Simposio Nacional Apícola 2016. Dentro de esta primera fase (siembra de flores) la Ingeniero Agrónomo Alejandra Brito, administradora de Agrícola El Resguardo, campo dedicado principalmente a la producción de cítricos, opinó que “uno de los mayores beneficios del proyecto fue hacer un catastro de los insectos benéficos, principalmente polinizadores y otras especies. Adicionalmente, el tener flores de este tipo, permite crear un reservorio para estos insectos, ya que constituyen una fuente de alimento en épocas en que no hay floración en los cultivos que trabajamos. El mix de flores de los tratamientos presentó floración durante el verano, lo que sin duda extiende la oferta de polen y néctar.”

“Otro punto interesante y quizás subjetivo, pero no por ello menos importante fue el cambio que hubo en el entorno visual, tener estos lugares llenos de flores muy vistosas y llamativas generó un ambiente muy agradable y lindo. Este cambio sin duda genera una mejora en el bienestar que se relaciona con un mejor y más motivador desempeño en las labores” comentó Brito. renato ripa

Durante la temporada actual 2016-17, se comenzó a trabajar en la zona central con campos modelo que quisieron ser pioneros del proyecto. En estos casos Syngenta entregó asesoría técnica y las semillas, y los productores se hicieron cargo de la siembra y actualmente de la mantención, con todo lo que implica.

El testimonio de Alejandro Paredes, Técnico Agrícola del Fundo Santa Inés, Grupo la Hornilla, es una muestra clara de las distintas visiones y aportes que esta experiencia puede entregar: “Si nos íbamos a embarcar en implementar este jardín de flores, quería que fuera un espacio para mostrar, para sentirse orgulloso por tener un espacio recuperado, que antes de esto servía solo para amontonar basura”.

Según explica el Doctor y Entomólogo, Renato Ripa (Ingeniero Agrónomo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Doctor en Entomología de Imperial College University of London): “Operation Pollinator es una trascendente iniciativa en apoyo a la biodiversidad del planeta, ya que la productividad de muchos cultivos está asociada a la polinización, y en consecuencia la salud de estos importantes insectoses fundamental. Se incrementa la oferta de polen y néctar a los polinizadores nativos en épocas de escasez de estos recursos en la zona central del país, ofreciendo una floración extendida en los mix de flores. Ante esto, los agricultores se muestran muy proclives al establecimiento de las parcelas en consideración al aporte que realizan a la biodiversidad y mejorando la imagen del predio en términos de su contribución a la sustentabilidad. Los mix de flores también ofrecen un recurso a enemigos naturales, en especial sírfidos, coccinélidos y parasitoides, aportando alimento y refugio”.
El trabajo de Renato Ripa junto al Centro de Entomología Aplicada BIOCEA se lleva a cabo a partir de una alianza entre Syngenta y esta organización. “Este trabajo de colaboración permitió desarrollar Operation Pollinator en Chile, proyecto que resulta estratégico para el desarrollo de los trabajos que Syngenta realiza en nuestro país y en el mundo”, comentó Ripa. Un ejemplo de ello es que actualmente BIOCEA está realizando la fase de campo de una investigación que permitirá publicar el estudio “Evaluación de Operation Pollinator y su impacto en la polinización del Palto en la V región”. Un equipo multidisciplinario que considera Biólogos, Médicos Veterinarios, Ingenieros Agrónomos y Entomólogos ha sido parte del exitoso desarrollo del proyecto, que en esta próxima temporada 2017-18 entra en su fase de “Escalabilidad”, donde se pretende implementar el proyecto en diferentes campos. Ya hay varias grandes empresas interesadas en ser parte de este gran proyecto global. Paralelamente al proyecto de siembra de flores, gracias a una alianza de Syngen-ta con Fraunhofer Research, el proyecto Operation Pollinator busca determinar la importancia de la diversidad de la flora de los bordes presentes en huertos comerciales como fuente de recursos y refugio para insectos polinizadores y enemigos naturales, en beneficio del huerto.

De esta manera, en el año 2016 de la mano de Fraunhofer Research y la Bióloga Entomóloga Sharon Rodríguez, se comenzó a analizar la caracterización del hábitat de borde en huertos de arándano, palto y kiwi y su relación con la presencia de insectos del Orden Hymenoptera (abejas melíferas, abejas nativas y parasitoides) en la zona central de Chile, la cual tendrá los primeros resultados a mediados de 2017. “Esta iniciativa desarrollada en conjunto con Syngenta permitirá conocer el hábitat de borde en sistemas agrícolas y su aporte sobre los servicios ecosistémicos de polinización y control biológico. Dentro de este contexto se proveerá a los agricultores de una herramienta para hacer uso prácticamente de la totalidad de los componentes del huerto y su entorno. Adicionalmente, la promoción del mantenimiento de la diversidad de plantas e himenópteros nativos y la conservación de áreas naturales y seminaturales necesarias para hacer realmente sostenible el manejo agrícola actual” declaró Sharon Rodríguez.

Fuente Revista Red Agrícola Chile. Febrero 2017