• Home
  • Notas
  • Paisajes Multifuncionales en campos de pastoreo en Entre Ríos

Paisajes Multifuncionales en campos de pastoreo en Entre Ríos

Los beneficios que aportan los polinizadores y la diversidad de especies vegetales no son exclusivos de campos donde se producen cultivos intensivos o extensivos, también pueden medirse en campos de pastoreo para producción tambera.

Marcelo Valenti y Beto, integrante de su equipo

A 15 km de la ciudad de Gualeguay en la Provincia de Entre Ríos, el Ingeniero agrónomo Marcelo Valenti tiene a cargo de un campo de 298 hectáreas cuya actividad primaria es el tambo con leche fluida como producto final.

El establecimiento posee alrededor de 200 vacas Holando Argentino y 125 de ellas están en producción, a base pastoril, siendo el promedio de producción cercano a los 20 litros por vaca. La recría se realiza dentro del establecimiento y tienen hectáreas sembradas destinadas a sorgo y maíz que serán utilizados como alimento durante el año en forma de silo.

fluida como producto final. La zona en donde se encuentra son los valles de inundación del arroyo Clé, zonas de campos muy planos con canales de drenaje, que dejan sectores improductivos para la agricultura.

Recién estrenado:

“Me interesó el proyecto por mi anterior experiencia como apicultor, actividad que tuve que dejar por falta de tiempo. Conozco los beneficios que los polinizadores tienen en las praderas y su impacto en los rendimientos en diferentes cultivos.

Por eso decidí sumarlo a este establecimiento. Estamos armando estas parcelas de Paisajes Multifuncionales bajo el protocolo de trabajo desarrollado por FAUBA (Facultad de Agronomía de la Universidad Pública de Buenos Aires) y Syngenta”, afirma Valenti.

Durante los meses de enero y febrero se instalaró una parcela de Paisajes Multifuncionales al borde de tratamiento de efluentes. Se buscó aquellos espacios que no interfieren con la actividad productiva, lo que demuestra, una vez más, que con los espacios existentes hay lugar suficiente como para colaborar con el hábitat de los polinizadores sin afectar la actividad productiva del campo.

El primer paso fue delimitar la parcela con estacas y las sogas provenientes del kit del proyecto Paisajes Multifuncionales para una primera etapa, los que serán reemplazados por boyeros eléctricos como los que usualmente se utilizan en la producción ganadera.

Seguidamente se realizó la medición del perímetro de la parcela para calcular posteriormente el área que resultó de 15 metros por 25 metros.

Ya delimitado el ambiente se procedió a identificar las especies vegetales existentes y se detectaron pata de gallo, gramón, cardo, abrojo y pasto cuaresma, entre otras. Luego se realizó la extracción de especies indeseadas.

Este campo en Gualeguay se suma así a las decenas de proyectos similares que están naciendo en lotes de producción en toda la Argentina. Las mediciones de resultados se podrán tomar recién pasados los primeros 18 meses de la instalación de las parcelas.

Tanto el Ing Valenti como los integrantes de su equipo tienen hoy fundadas expectativas en que estas parcelas que le han demandado cero costo, en ese tiempo comiencen a “producir diversidad” para sí comenzar a sumar beneficios en su actividad y para el medioambiente.

Demarcación de la parcela

Identificación de especies vegetales existentes

Extracción de especies indeseadas

Boyero eléctrico, indispensable en campo ganadero