Refugios caseros para atraer polinizadores

Crear refugios caseros para polinizadores. Una experiencia productiva.

Muchas de las especies de abejas solitarias anidan en la naturaleza en ramas o  troncos viejos o bien en cañas huecas de plantas. Cuando nosotros les facilitamos  cajas nido compuestas por cajones de madera con acanaladuras, o tallos huecos; las abejas tienen que emplear menos tiempo en la construcción de su nido y pueden  realizar puestas algo más grandes. Además de este modo favorecemos su presencia cerca de nosotros asegurando la polinización refugios caserosentomófila justo el momento en el que nuestros cultivos requieran de su servicio.

En nuestra huertas y campos podemos fomentar la presencia de abejas solitarias y lepidópteros elaborando cajas nido o refugios.

Algunos pueden ser tan sencillos como:
-troncos 
-tacos de madera
-vasos de cerámica con cañas
-cajas nido para fomentar y estudiar su presencia azul abeja 2


Pero sobre todo debemos crear refugios bien aislados y protegidos del agua. Para eso debemos de tratar nuestros nidos bien con cera virgen, o con aceites.  Igualmente es importante dotar a nuestro nido de algo de color, sobre todo azul o violeta para atraer aún más la a tensión de los posibles y futuros inquilinos: las abejas, a las cuales el azul y violeta, llama especialmente su atención. El frente y parte del  lateral de la caja nido que aparece más abajo está teñido y tratado con un fungicida  elaborado con genciana, de ese modo atrae y protege a las larvas de las abejas y a su  alimento de bacterias y hongos.