Viento en el maizal (La Polinización y el Viento)

Si bien las abejas polinizadoras y los insectos polinizadores son los polinizadores más importantes en la mayoría de los cultivos, no son los únicos responsables de este trabajo. Cuentan con la colaboración de otros agentes, entre ellos, el viento.

Para que se entienda cómo funciona este fenómeno, debemos comenzar por explicar cómo funciona el proceso de polinización. La polinización consiste sencillamente del transporte de los granos de polen desde las anteras de una flor hasta el estigma de otra, lo cual hace que los gametas masculinos consiguen encontrar las gametas femeninas para lograr la fecundación. Simplificando: la polinización es el transporte de polen de una planta a otra. corn field

Vale la pena destacar que, en el caso de las plantas polinizadas por los insectos, el aroma y los colores de las flores son mucho más acentuados. Eso se debe a que el polen que ellas reciben viaja pegado al cuerpo de estos insectos, que prefieren visitar las flores más coloridas y aromáticas.

Las plantas que dependen del viento no tienen flores tan vistosas, pero poseen más cantidad de polen, además de estigmas capaces de recibir más granos y anteras más largas y flexibles que, al oscilar, garantizan una mayor dispersión de polen. Una de estas plantas es el maíz, que tiene alrededor de 50 millones de granos de polen por cada planta.