Polinización Anemófila (Por Aire)

¿Qué es la polinización anemófila? Concepto y definición

La polinización anemófila es uno de los tipos de polinización abiótica (es decir, donde no participan ni animales polinizadores ni insectos polinizadores), que cuenta con el viento (*) como agente polinizador principal.

(*) Podemos definir al viento como el movimiento que hace el aire proveniente de un área de alta presión hacia otra de baja presión. ¿A qué le debe su existencia? Al calentamiento irregular que realiza el sol sobre la Tierra. A medida que sube el aire caliente, el frío se mueve para llenar esos espacios vacíos.

Polinización Anemófila

Al ser una transferencia sin dirección ni orientación, el resultado es una gran cantidad de polen, de tamaño chico y/o seco y liso. Es un proceso de fácil dispersión y traslado. Las ortigas, alisos, robles, abedules, hayas, la gran mayoría de las coníferas o las gramíneas, son algunos ejemplos de plantas partícipes en este proceso de polinización.

La anemofilia es un tipo de polinización abiótica

Además, se calcula que, en los ecosistemas de clima templado, la proporción de plantas polinizadas por el viento es un poco mayor que en ecosistemas tropicales.

Existen otros casos en los que las plantas se adaptan de distinta manera a este proceso. A través de los estigmas plumosos, por ejemplo, que son los que facilitan la captura del polen transportado por el viento. o por medio de unos “hilos largos”, llamados filamentos estaminales, constituidos por anteras en los extremos, colgadas y expuestas al viento.

¿Qué ocurre con la flor, entonces? En estos casos, termina produciendo mayores cantidades de polen para lograr que al menos uno de los granos alcance la flor para fecundar, por lo que se considera que tiene una baja eficiencia. Además, liberan menos variedad y cantidad de compuestos químicos responsables de su perfume que las polinizadas con el viento.

La hidrofilia, otro caso de polinización abiótica

El agua es el otro agente partícipe en el grupo que se inscribe dentro de la polinización abiótica. A esos casos se los conoce por el nombre de hidrofilia (polinización por agua), aunque no es un método muy común. En ciertas ocasiones, las gotas de lluvia pueden salpicar y trasladar granos hacia el estigma de la propia especie. En otros, el polen de una flor puede flotar hasta llegar al órgano femenino, o trasladarse a través de corrientes de agua para encontrase con los estigmas.

Resumiendo, la polinización anemófila es un método abiótico de transferencia de polen, de simple traslado, producido por el viento, para permitir la polinización, es decir, la fecundación de las plantas.