Polinización Entomófila

¿Qué es la polinización entomófila? Concepto y definición

La polinización entomófila es de una de las clases más conocidas de polinización cruzada: la realizada por insectos polinizadores.

Polinización Entomófila

La entomofilia es la tarea de transporte de polen que realizan los insectos -la categoría más antigua y también el grupo más grande de polinizadores- desde una flor hacia otra.

Los insectos polinizadores son los principales responsables de este proceso dentro de los climas templados, como es el de Argentina. Las plantas de este tipo se reproducen gracias a la existencia de estos seres, quienes se benefician dentro de este proceso alimentándose del néctar de las flores. Los agentes polinizadores, en estos casos, pueden ser de diversos tipos. Veamos cada uno en detalle:

Himenópteros

Abejas (el polinizador más importante para la mayoría de las plantas y ecosistemas) abejorros, hormigas y avispas, entre otros, integran el grupo de los himenópteros. Prefieren las flores de color amarillo, violeta o azul, con olores suaves y con grandes cantidades de polen y/o néctar accesible por la disposición de sus órganos bucales.

Coleópteros

Los coleópteros (los escarabajos), por su lado, poseen mandíbulas masticadoras con mucha fuerza. No sólo comen las arteras, sino también, en algunas ocasiones, destruyen diversas partes de la flor. Como las moscas, son más bien generalistas en sus visitas a las flores y, al igual que las hormigas, tienden a polinizar por casualidad cuando visitan las flores para alimentarse. Estos insectos actúan sobre flores cantarófilas, quienes ofrecen su polen como recompensa por la realización del proceso. Por eso se las conoce como flores poliníferas (de carácter robusto, de color verde o blanco, de fácil acceso y con una fuerte fragancia)- Algunos ejemplos son la Magnoliaceae, la Ranunculaceae y la Nymphaeaceae.

Dípteros

Dentro del tercer grupo encontramos a los dípteros, dónde se posicionan las moscas, el segundo agente polinizador más activo por detrás de las abejas. En estos casos, a las flores polinizadas se las conoce como miófilas y son de carácter heterogéneo. Las preferencias de los dípteros son claras: buscan flores pequeñas, de color púrpura y verdoso, sin ni olor (o con un olor “cadavérico y putrefacto”). Pese a que son cerca de 150.000 especies, los visitadores frecuentes se concentran en tres familias: Syrphidae, Bombyliidae y Tachinidae. En cuanto a las plantas cultivadas, se calcula que existen alrededor de 100 especies dependientes de este tipo de polinización.

Lepidópteros

Mariposas y polillas forman parte del último grupo, lepidópteros, compuesto por alrededor de 300.000 especies. De aquellas especies que consumen néctar de las flores (aunque no todas se alimenten del polen), resaltamos las familias de polillas Sphingidae, Noctuidae y Geometridae, y en las familias de mariposas, la Hesperiidae y Papilionidae. También existen especies que únicamente consumen jugo de algunos frutos o que dejan de alimentarse llegada la vida de adulto. ¿Qué tipo de flor suelen preferir? Grandes y como un tubo alargado. Los lepidópteros llegan al néctar que se ubica dentro de la flor a través de su aparato bucal de tipo “chupador”, junto con sus espiritrompas que se enrollan en espiral.

Otros tipos de polinización

Además de la polinización entomófila existe una gran variedad de tipos de polinización, tales como:

Polinización ornitófila

Polinización zoófila

Polinización anemófila

Polinización hidrófila