Paisajes Multifuncionales en Argentina

Print

Como sucede en todos los países del mundo, también en Argentina este proyecto se enmarca dentro de la estrategia conocida como The Good Growth Plan (GGP); donde uno de sus objetivos es Ayudar a que la biodiversidad florezca y aumentar la biodiversidad en 50 lotes de hectáreas cultivables. En Argentina, este programa denominado Paisajes Multifuncionales permite a los productores utilizar las zonas no productivas de sus lotes para promover las colonias de insectos polinizadores a través de la biodiversidad.  En 2015 esta prueba piloto representó 8 hectáreas implementadas y 28 impactadas.

En Venado Tuerto

En la Estación Experimental de Syngenta, donde se trabaja en programas de mejoramiento de maíz y soja, se han instalado seis parcelas donde se dejan crecen las plantas silvestres que conviven con las aplicaciones de herbicidas en el cultivo. Con estas parcelas, en un año aumentaron la flora y la diversidad de insectos a pesar de que hay poco espacio natural para los polinizadores. Esta estrategia tiene que ser manejada por un productor que se enfoque en maximizar su ingreso y mantenga un calendario de actividades, fecha de siembra, fecha de barbecho, etcétera. No buscamos introducir una variable externa, sino que se armen estos refugios que naturalmente acompañan la producción. Los agricultores hacen al paisaje y a la biodiversidad de su región. En esas parcelas se puede encontrar, por ejemplo, la cebadilla criolla (Bromus unioloides), una especie nativa bianual, que es muy útil para el trabajo de los insectos.

También se puede ver en primavera flores de la Viola –una especie que durante mucho tiempo fue una maleza competidora del trigo– que poseen una determinada coloración que actúa brindando orientación a los insectos que vuelan. En ese sentido, es una de las plantas que se busca promover. Otras plantas importantes para tener en estas parcelas son la Lengua de vaca (Rhum stintum) que es una planta perenne, poligonácea; la Cerraja (Sonchus oleraceus); Tréboles; Trébol blanco (una especie introducida naturalizada en la flora), entre otras.

El Proyecto

Los paisajes agrícolas en Argentina a menudo carecen de la diversidad y abundancia de flores que los polinizadores necesitan para sobrevivir y actuar sobre los cultivos. Desde hace tiempo, investigadores y referentes del espacio agrícola se preguntan si la forma de agricultura que se ha impuesto en la Argentina en los últimos años es sustentable a corto y mediano plazo. ¿Qué debería hacerse diferente? ¿Qué nuevas investigaciones pueden ser incorporadas para detener la erosión de los suelos, los crecientes problemas de malezas e insectos resistentes y, de ese modo, beneficiar al sistema agrícola en su totalidad? ¿Qué papel juegan los polinizadores en el esquema productivo?

  • Paisajes Multifuncionales es un proyecto que preserva el hábitat de los polinizadores mediante la preservación de especies vegetales silvestres en los márgenes de cultivos de producción y en Argentina se lleva adelante en la Estación Experimental que Syngenta tiene en Santa Isabel (al sur de Venado Tuerto, en la provincia de Santa Fe).
  • El proyecto propone dejar refugios de malezas silvestres cerca de los cultivos, a una distancia de 6 a 10 metros de los alambrados, donde conviven sorgo de Alepo, viola, yuyo colorado, cardos, tréboles, rama negra y muchas otras especies. Los polinizadores se mantienen vivos y activos con las flores de las malezas, aun durante las épocas de barbecho. Las abejas y los demás polinizadores necesitan de recursos para alimentarse y para reproducirse. Si tales recursos provienen de una mayor biodiversidad resulta sustancialmente mejor para ellos y para todos.