Guía de implementación de los Paisajes Multifuncionales

Ayudar a que la biodiversidad crezca es uno de los 6 compromisos que desde Syngenta proponemos en nuestro programa de sustentabilidad, The Good Growth Plan. Por esto creamos el proyecto Paisajes Multifuncionales, que le da al productor la posibilidad de cuidar de la diversidad de polinizadores en su lote, produciendo con muy poco esfuerzo y bajo costo una agricultura más sustentable.

Proyecto Paisajes Multifuncionales

Para su correcta instalación, es recomendable que los refugios, que pueden ser instalados en cualquier momento del año, estén ubicados en lugares dentro del campo, evitando así alambrados perimetrales que limiten con campos vecinos y caminos de uso público. Una franja de 3 a 5 mts de ancho es suficiente para no interferir con el desarrollo productivo.

Existen tres pasos a seguir previo a la apertura de un refugio de biodiversidad. Como primera medida, hay que decidir qué área será refugio e interrumpir en ella la aplicación de productos fitosanitarios, dado que los fertilizantes promueven el crecimiento de las plantas dominantes (muchas de las cuales son malezas de cultivos), que pueden suprimir el crecimiento de las hierbas con flores visitadas por insectos.

En segundo lugar, debemos permitir el crecimiento de la vegetación, evitando cortes, aplicaciones, tránsito sobre las parcelas y cualquier otra intervención que pueda alterar el crecimiento natural. En último lugar, ejecutar el corte anual, que se aconseja realizar a 20 cm del suelo con el objetivo de disminuir la cobertura de pastos. Estos cortes buscan eliminar la vegetación producida durante el verano, los pastos perennes y arbustos en la vegetación.

Evitar el tránsito de vehículos y el acceso de ganado son otros puntos a tener en cuenta, dado que pueden provocar efectos negativos sobre la biodiversidad de los refugios. Por esto, se sugiere la clausura del área del refugio para lograr evitar el tránsito de vehículos y el acceso del ganado, que puede tener efectos negativos sobre la biodiversidad de los refugios. La forma más efectiva para evitar el ingreso de animales es la instalación de un alambrado eléctrico.

Algunas recomendaciones:

Entre el final del verano y mediados del otoño es la época más recomendada para instalar los refugios de biodiversidad, preferentemente, antes de que ocurra la primera helada. Si se opta por instalar durante la primavera, y en el espacio elegido hay vegetación con flores, es recomendable no cortar. Así, la actividad de los polinizadores y la producción de semillas pueden continuar su normal curso. Esta ecuación se modifica en caso de que los pastos perennes dominen el terreno: allí hay que cortar la vegetación cualquiera sea la época del año.

En caso que la vegetación del sitio elegido para instalar el refugio de biodiversidad esté dominado por plantas que producen flores y atraen a los polinizadores, se podrá realizar la clausura del espacio. También puede eliminarse las especies no deseadas manualmente y, si tiene semillas, eliminarlas del refugio para evitar su propagación. A la hora de realizar el corte, es importante utilizar aquella que logre adecuarse al espacio, tales como las desmalezadoras.

La maquinaria para realizar el corte debe poder adecuarse al espacio, tales como las desmalezadoras o las motoguadañas. Luego de realizar el corte, a una altura de entre 15 y 20 centímetros, hay que correr el material vegetal para evitar que este interfiera en el crecimiento.

Si bien representa un bajo costo y apenas unas pocas horas al año, considerar el cuidado y mantenimiento de los refugios es algo de suma trascendencia. En el refugio, los herbicidas, fertilizantes e insecticidas quedan prohibidos, y el tránsito de maquinarias debe reducirse al mínimo. Hacer recorridas periódicas nos ayuda a detectar y remover especies no deseadas (malezas, plantas invasoras, leñosas).

Proyecto Paisajes Multifuncionales

Objetivo

Beneficios